26 de agosto de 2013

La realidad aumentada en Educación, para motivar, despertar el sentido y crear comunidad

Me parecen fascinantes algunas experiencia educativa con Realidad Aumentada, que he ido aprendiendo en el curso MOOC de Aprendizaje Ubicuo en , como la que realiza Anabel Sánchez Cabanas en sus clases de dibujo técnico (con geometría descriptiva). Ya me hubiera gustado tener estas tecnologías disponibles cuando estudiaba dibujo e ingeniería. No es fácil tener la visión espacial para ver figuras en 3D sobre un plano en dos dimensiones. Además me parece todo un fascinante proceso de aprendizaje, con autonomía y empoderamiento del alumno.

La Realidad Aumentada (RA), que no es lo mismo que realidad virtual, es una forma interactuar con un entorno real mezclado con lo virtual, gracias a información digital superpuesta a una imagen real que nos rodea. Sus posibilidades son inmensas, ya que con ello podemos ampliar y contextualizar la realidad de infinidad de maneras.

También me ha encantado el proyecto de Ana Isabel Galilea, que con códigos QR construye una realidad aumentada más positiva en un barrio desfavorecido de Granada. Este tipo de iniciativas requieren de mucha pedagogía y voluntad, a parte de la tecnología. Creo que para transformar la realidad social local, el primer paso es soñar... permitirnos soñar, sin más objetivo que imaginar las posibilidades abundantes que un futuro colectivo puede traernos, si trabajan juntos. Mientras soñamos, se despierta el poder personal, la voluntad, la autoestima, y el sentido de nuestra vida. Creo que este es el germen de futuros lideres sociales y locales. Chicos comprometidos y abriendo camino. Creo que no es un proyecto a corto plazo, sino un proceso continuo a medio y largo plazo, como todo en una educación transformadora. No hace falta que todo cambie ya, sino que se abran cauces de cambio continuo, empoderando a sus actores, dándolos nuevos significados y herramientas para apalancar su mundo. En este proyecto hay un aprender haciendo, un aprender para ser, un aprender a convivir, y un aprender a conocer... Todos los ingredientes del aprendizaje de la UNESCO.

Creo que la base pedagógica para enfocar un buena iniciativa educativa con RA y otras tecnologías, empieza por el despertar el sentido y la motivación de lo que queremos hacer en los chavales. Y para ello despertar el propio sentido de la vida de los chicos, y canalizarlo en la autoestima que genera crear un proyecto colectivo. Su MOTIVACIÓN es el motor, y el SENTIDO es la dirección. Mientras que la tecnología es un medio para despertarlos, vincularlos y crear COMUNIDAD. Creo que con estos 3 ingredientes vivos en los chicos, ellos podrán hacer lo que sea, de forma colaborativa, eficaz, emprendedora, alegre, y significativa…

Además, para poder llevar al aprendizaje estos recursos de interacción tecnológica, es clave que los docentes también estemos motivados, guiados por un sentido vocacional, y unidos en comunidad. Sino, es difícil despertar esto en los chicos. Algunos se quejan de la necesidad de aportar muchas ayudas y medios económicos para implementarlo, cuando en realidad no se necesita casi recursos. Unos ordenadores sencillos y algunos smartphones que tengan los chicos. Y cuanto menos se dependa de ayudas externas, mejor. Lo relevante es cómo crear Realidad Aumentada, a partir de herramientas simples y gratuitas. Y luego la clave es el factor humano, las ganas, la motivación, el grupo unido y el sentido de lo que están haciendo.

Es importante valorar que durante el proceso de creación de conocimiento más complejo (con TICs), podemos despertar en los aprendices valores como la autonomía, el sentido critico, el equilibrio emocional, la cooperación, la diversidad, etc. Es decir, que gran parte del SENTIDO de estos proyectos educativos radica en movilizar todos esto esto potenciales en las personas. Para todo esto, hace falta plantearnos unos sencillos y humanos mecanismos pedagógicos y metodológicos (basadas en buenas practicas como los dos ejemplos sugeridos), para que el uso de las TICs sirva de cauce para el aprendizaje tanto de herramientas y conocimientos, como para despertar en los chicos estas capacidades. El docente es un mentor, una persona clave que guía y acompaña en el aprendizaje mismo, con ayuda de estos recursos.

Por tanto, la RA puede servirnos para potenciar lo que ya tenemos. Crear riqueza y comprensión hacia el entorno. Y claro, despertar los sueños con la pedagogía de la imaginación. No hay duda de que las tecnologías pueden ser disparadores de la atención escasa y selectiva de los chavales, que parece que en ellas encuentran un sentido y un despertar de su anhelo de significado, para crear su futuro.

Creo que en las políticas educativas, la fuerza de lo informal también va calando poco a poco en las estructuras. La vida va más rápida que las leyes y las administraciones, y al final el cambio ocurre, de golpe, y ningún político sabrá bien de donde vino. Son cambios culturales y humanos, promovidos por las pequeñas iniciativas distribuidas de infinidad de profesores, alumnos, ciudadanos, etc. por todo el mundo, y que transforman todo a su paso…

______________________

Nota: Este post (y los anteriores dedicados al aprendizaje ubicuo) ha surgido gracias a la inteligencia colaborativa con muchos compañeros del curso MOOC. Me gustaría poder citar a todos y hacerlos co-participes de muchas de estas ideas, aunque esto no va a ser posible, pues son demasiados. Gracias a Enrique Alvarado, Isabel Carrasco, Joaquín Vicente, Anna Punzo, Juan Manuel Alcacer, Marta Jiménez, Silvia Fernandea, Ana Manzanares, etc, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...